lunes, 23 de enero de 2017


Llamado de Amor y Conversión del Corazón Doloroso e Inmaculado de María
22 de enero de 2017

Queridos apóstoles, Mi Corazón Inmaculado quiere preparar vuestros pequeños corazones para que sean apóstoles según la Divina Voluntad de Mi Hijo Jesús, y sean apóstoles preparados por Vuestra Madre.

Mis queridos hijos, deseo que mediten la importancia de la obediencia, la obediencia desde el amor. Cuando se ama, se es obediente; quien no ama, es desobediente.
Jesús, Mi Hijo, amó tanto al Padre, y les ama tanto a ustedes, que fue obediente hasta morir en la Cruz.

Ustedes, Mis pequeños apóstoles, deben también obedecer; obedecer con amor hasta morir en la cruz, y vencer vuestro egoísmo y voluntades humanas.
En Mi Ejército de los últimos tiempos, la Voluntad que debe reinar es la Divina, la de Mi Padre. Pequeños, obedezcan con amor el Evangelio de Mi Hijo y Mis santos Llamados de Amor y de Conversión. Y por lo demás no se preocupen, porque primero deben buscar el Reino de Mi Hijo, y todo lo demás, lo necesario, se les dará.

El Padre en su Divina Providencia y Eterna Sabiduría, jamás los abandona y está atento a todas sus necesidades. Obedezcan también, pequeños, para que vivan en armonía entre ustedes. Si el mundo hubiera obedecido de corazón Mi Mensaje dado en Fátima, estas calamidades de hoy no estarían en su pleno apogeo; porque la desobediencia del mundo al Evangelio y a Mis Mensajes, ha conseguido su propia destrucción.

Mis pequeños apóstoles, sean obedientes para que el Espíritu Santo viva y actúe en ustedes y, a través de ustedes, en los demás hermanos. Pequeñitos, digan con todo el corazón: “He aquí el esclavo del Señor, hijo de Tu Esclava; hágase en mí Su Divina Palabra Encarnada”.
Como una Esclava obediente del Señor, Madre del Siervo fiel de Yavéh, les doy Mi Bendición.

Lean la Palabra de Dios en Isaías 44. En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amen.




Llamado de Amor y Conversión del Corazón Doloroso e Inmaculado de María
21 de enero de 2017

El instrumento: La Madre María está como se apareció en Fátima y en Su Mano tiene Su Corazón Inmaculado rodeado de fuego y espinas. En el lado izquierdo de Nuestra Señora, hay un alma bendita del purgatorio (es una mujer). Nuestra Mamá Celestial dice:

La Santísima Virgen: Mis pequeños hijos, hoy les muestro Mi Corazón Inmaculado encendido de Amor por los hombres, por la salvación de toda la humanidad, pero rodeado de espinas; que son los pecados y la falta de amor de los hombres para con Dios y de los hombres para con sus mismos hermanos.
La causa del mal y del pecado consiste en la falta de amor a Dios y al prójimo; pero en la Era de Paz, el Amor de Mi Corazón, que es el Amor perfecto, reinará.

Mis queridos hijos, quiero que se entreguen a Mi Corazón Inmaculado, Mi Corazón que también es traspasado diariamente por todos los pecados del mundo.
Unos de los grandes dolores de Mi Corazón son causados por la ignorancia, el rechazo y la indiferencia a la Palabra de Dios. Están viviendo, Mis pequeños apóstoles, el Reinado de la Palabra de Dios; el tiempo del anuncio, del mensaje, de las profecías y el cumplimiento de ellas, para ser purificados a la Luz de la Palabra de Mi Hijo y entrar al Reino Eucarístico de Jesús por la Puerta de Gracia de Mi Corazón Inmaculado.
Pequeños, Mi Corazón Inmaculado, es el Refugio de todas las almas que aman a Nuestros Sagrados Corazones y, al igual que San José, se entregan totalmente a amarles y servirles.
En el Cielo, en el Purgatorio, en la Tierra, estoy formando al Ejército de Dios.

Y tu pequeño, como el Profeta Elías que cuido de la huérfana y de la viuda, víctimas en su tiempo, ahora acompaña con tu oración a todas las almas víctimas de todos los tiempos que también son parte importante de esta Obra final de Nuestros Sagrados Corazones.


Les doy Mi Bendición Maternal con Mi Corazón Inmaculado. En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amen.


sábado, 21 de enero de 2017


Llamado de Amor y Conversión del Sagrado Corazón de Jesús
20 de enero de 2017

Apóstoles de Mi Sagrado Corazón, reciban la semilla de la Palabra en sus corazones. Recuerden la parábola del sembrador: tiró semillas entre las rocas y las semillas no dieron fruto porque no tenían tierra fértil; tiró semillas entre las espinas pero las espinas ahogaron el fruto; tiró semillas en el camino pero las aves se las comieron.
Así actúa Satanás; ahoga la Palabra como con espinas, o hace que los corazones se vuelvan como roca y que la Palabra se caiga y no se cimente, o hace que la Palabra caiga en el camino, que caiga afuera del corazón y Satanás la arrebata.

Sean tierra fértil y buena, que caiga la Palabra en sus corazones y de fruto abundante, para que no sólo prediquen Mi Palabra con su boca sino que la prediquen con su testimonio.
Queridos apóstoles, no digan que Dios es Amor cuando ustedes no dan amor. No digan que Dios es Paz, cuando vosotros no la practicáis. No, queridos hijos Míos, sino que demostrando amor, prediquen que Dios es Amor. Sino que viviendo en paz, prediquen que Dios es Paz. Sean realmente Mis instrumentos; ofrézcanse a Mi Corazón sin miedo, acepten los sacrificios y sufrimientos que se les permiten vivir para consolar Mi Corazón por todas las ofensas del mundo.

Hijos, Yo sufro mucho, no se quejen de sus sufrimientos sino que únanlos a los Míos y alcancemos Misericordia para todo el mundo.

Les doy Mi Paz. En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén. SHALOM.


viernes, 20 de enero de 2017


Llamado de Amor y Conversión del Santo Ángel de La Paz
19 de enero de 2017

Queridos hermanos y hermanas, les invito a que reflexionen y mediten en los mensajes de Fátima. En las primeras apariciones a los tres pastorcitos, cuando el Señor me envió a manifestarme a ellos, se les preparó el corazón y se les invitó, a ellos, a la devoción a los Sagrados Corazones de Jesús y de María.

Los tres pastorcitos con mis mensajes, en las tres apariciones comprendieron la importancia en consagrarse y entregarse a los Corazones de Jesús y de María, como almas víctimas y reparadoras que centren su vida en la Presencia Real de Jesús, en el Santísimo Sacramento del Altar, de la Eucaristía. Los tres niños de Fatima, entonces, se hicieron apóstoles eucarísticos de los Sagrados Corazones de Jesus y de María; y al final de las apariciones también se hicieron hijos de San José, al verlo sobre el sol el día de la última aparición.

Por eso, pequeños apóstoles, ustedes deben amar de verdad a los Sagrados Corazones de Jesús, José y María, y centrar sus vidas en la Sagrada Eucaristía. Así, viviendo los mensajes, serán verdaderos hijos de la gran Promesa de Fátima.
Los hijos de Fátima, son los hijos de los Sagrados Corazones de Jesús, José y María en estos últimos tiempos.

Pequeños apóstoles, amen a la Sagrada Familia y sean adoradores eucarísticos, y que la gran Promesa de Fatima, con sus disposiciones de corazón, se haga vida en ustedes.

Que el Corazón Doloroso e Inmaculado de la Reina Celestial triunfe ahora y siempre. La Bendición del Cielo. En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Sea adorado Jesucristo en todos los Tabernáculos del mundo. Amen.



jueves, 19 de enero de 2017


Llamado de Amor y Conversión del Casto y Amante Corazón de San José
18 de enero de 2017


El instrumento: el Patriarca San José está acompañado con los tres pastorcitos de Fátima, y dice:

San José: Hijos de Mi Casto Corazón, los Sagrados Corazones de Jesús y de María tienen gracias y dones de Misericordia para todos los que se consagran y entregan a Sus Sagrados Corazones. Los designios de Misericordia de estos Dos Corazones están puestos sobre todos los apóstoles en estos últimos tiempos; porque también queridos hijos, deben comprender que las gracias de los Sagrados Corazones solamente las reciben los corazones que están abiertos y dispuestos a recibirlas. Jesús y María quieren dar gracias de Misericordia a todos los hombres pero, como en Belen sucedió, muchos corazones responden con un 'no', y las gracias entonces las reciben los corazones que han dicho un humilde 'sí' al Mensaje de Dios.

Pequeños, así como el Padre me miró con Misericordia, y a través de los Dos Corazones de Jesús y de María, me regaló gracias para servirles porque Mi Corazón estaba abierto y dispuesto, así ahora, Jesús y María, quieren que sean receptores de estas gracias para que su Resto Fiel les sirva con mayor empeño, esfuerzo y entrega, sin mezquinar; toda vuestra vida a su servicio.

Pequeños, pidan el Don de la total entrega a Jesús y a María, por medición de Mi Casto y Amante Corazón que se entregó plenamente a amarles y servirles. Les doy Mi Bendición como el Patriarca y Protector de la Sagrada Familia. En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amen.





Llamado de Amor y Conversión del Corazón Doloroso e Inmaculado de María
17 de enero de 2017     

Queridos hijos, que sus corazones, sean corazones de reparación. Que en sus corazones, Mi Hijo Jesus encuentre consuelo y alivio.

Pequeños, que en sus corazones reciban el Amor Santo de Dios y den amor a los hermanos. Reparen el Corazón de Mi hijo reparando también el corazón de los hermanos. Mi mensaje de Fátima también es un mensaje y una invitación a la caridad.

Queridos hijos, sean Mis apóstoles con su testimonio de vida. Sean apóstoles que amen a Mi Hijo presente en la Santa Eucaristía y en el corazón de los hombres.

Pequeños, sean Mis apóstoles y transmitan Mis mensajes con sus acciones y testimonios para que Mi Hijo sea consolado y glorificado por cada uno de ustedes. Mi invitación es que también sean apóstoles de la caridad.

Les doy Mi Bendición Maternal. Mediten siempre Mis Palabras. En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amen.



martes, 17 de enero de 2017


Llamado de Amor y Conversión del Corazón Doloroso e Inmaculado de María
16 de enero de 2017

Queridos hijos, soy la Señora del Santo Rosario, la Madre que en Fátima les entregó un mensaje de conversión a través de tres pequeños indefensos y pobres niños a los que nadie creía; nadie afirmaba las Palabras que les daba a Mis niños. Tres niños que sufrieron por ser fieles a Mi Llamada Maternal. Pero, a través de estos tres pastorcitos, les entregué una gran Promesa; y es que Mi Corazón Doloroso e Inmaculado triunfará. Y todos los que creen en Mi Palabra y se esfuerzan por vivir Mis Pedidos, y oran por Mis Intenciones, y oran por el Triunfo final de Mi Doloroso e Inmaculado Corazón, al vivir Mi Llamado Maternal, se hacen también Mis apóstoles e hijos de Mi Promesa.

Hijos, porque nacen de Mi Promesa, los apóstoles de los Sagrados Corazones de Jesús y de María, en estos últimos tiempos, son la descendencia y el fruto de Mi Promesa, quienes ya tienen que empezar a vivir porque ya he triunfado en vuestras vidas la gran Promesa de Fátima. Y es a través de sus pequeños esfuerzos y oraciones, que Mi Corazón Inmaculado también triunfará. Por eso, pequeños, como semilla que se esparce por la tierra, esparzan con sus sacrificios, esfuerzos, oraciones y ayunos, los cenáculos de oración, para que este Triunfo llegue a las familias, y de las familias a la Iglesia, y de la Iglesia al mundo.

Oren, pequeñitos, Mi Corazón Inmaculado cuenta con ustedes.
Les doy Mi Bendición. En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amen.



lunes, 16 de enero de 2017


15 de enero de 2017
Llamado de Amor y Conversión del Corazón Doloroso e Inmaculado de María

Queridos hijos, soy Vuestra Madre de Fátima y hoy, con Amor profundo y materno, quiero que comprendan la grandeza y el compromiso de convertirse en los hijos, en la descendencia, en el pueblo de la gran Promesa de Fátima, donde a Mis tres niños les dije que al final Mi Corazón Inmaculado triunfará. A pesar de toda la maldad y errores del mundo, Mi Corazón triunfará.

Pero pequeños, este Triunfo no viene solo, viene acompañado con el resto fiel de ese Triunfo. Los apóstoles de los Sagrados Corazones de Jesús y el Mío, en estos últimos tiempos son la Heredad y el Pueblo de la Promesa de Fátima.

Pequeños apóstoles, para ustedes esto ya no debe ser una promesa sino un cumplimiento, una obligación que Mi Corazón Doloroso e Inmaculado triunfe en sus vidas, en sus corazones y en sus familias. Mi Corazón Inmaculado quiere triunfar en ustedes, y a través de ustedes pequeños apóstoles, extender el Reino Eucarístico del Sagrado Corazón de Jesús.

Queridos hijos, vivan esta gran Promesa, sean descendientes de la Promesa. Pequeñitos, vivan Mis Mensajes y Mi Corazón Inmaculado triunfará en cada uno de ustedes, serán como "primicias" para el Reino Eucarístico de Jesús.

Les doy Mi Bendición Maternal. En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amen.
           

14 de enero 2017
Llamado de Amor y Conversión del Corazón Doloroso e Inmaculado de María


Queridos hijos, Mi Corazón Inmaculado está con ustedes, y los Ojos de Misericordia de Mi Hijo se dirigen a toda la humanidad porque este es un tiempo de gracia.
Fátima ha alcanzado para los hombres un tiempo de paz, pero también es un tiempo de preparación espiritual, de reparación y adoración al Corazón Eucarístico de Jesús.

Queridos hijos, Yo deseo conducirlos al Puerto seguro; a Mi Corazón, para que en Mi Corazón, que es el Sagrario Vivo y por excelencia de Jesús, se encuentren con Él, reciban Su Amor, sientan Su Poder Misericordioso que sana sus corazones.

Pequeños, Yo deseo moldear sus corazones según el modelo del Corazón de Mi Hijo.

Pequeñitos, sean dóciles, dejen que Mis Manos destruyan sus corazones para construir un nuevo corazón, el Corazón de Mi Hijo que es Mi propio Corazón en ustedes, y así, pequeñitos, vivirán de verdad Nuestras Palabras.
Escuchemos juntos el silencio de Jesús.

Pequeñitos, como Lucía, Francisco y Jacinta, oremos también en silencio, un silencio que repare el ruido blasfemo del mundo.
Yo les amo y les bendigo.

Pequeñitos, Yo haré de ustedes, si aman y escuchan Mis Palabras, verdaderos hijos de la Promesa de Fatima, y así Mi Corazón Inmaculado triunfará en ustedes. En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amen.




viernes, 13 de enero de 2017



Llamado de Amor y Conversión del Corazón Doloroso e Inmaculado de María
12 de enero de 2017

Queridos hijos, deseo invitarles a interiorizar y a reflexionar en vuestra vida espiritual; es necesario que, Mis pequeños apóstoles, hijos de Mi Corazón Inmaculado, reflexionen sobre sus vidas espiritualmente.

Pequeños apóstoles, deben dar el ciento por ciento de sus fuerzas, de sus vidas, para vivir nuestros Mensajes. Siempre hace falta crecer y crecer cada día más. Nunca, Mis pequeños hijos, es mucho; siempre se debe hacer más por la Obra de Mi Hijo.

Pequeños, miren al resto de la humanidad: ¿Cuántos se están esforzando para consagrarse a Mi Inmaculado Corazón? ¿Cuántas familias se han consagrado a Nuestros Sagrados Corazones? ¿Cuántas almas y consagrados han puesto atención a Nuestros Mensajes? Por eso vosotros, pequeños apóstoles, reparen con su fidelidad y perseverancia, la desobediencia y apostasía en la que está el mundo.

Pequeños, sean Mis apóstoles en el mundo. Mi Mensajes, los Llamados de Amor y de Conversión, ahora ya no son para el mundo, para todos; son para las almas que los quieran acoger y vivir.
Apóstoles míos, oren mucho. Jesús está contento con su Resto Fiel, y sus oraciones siempre son escuchadas. Soy la Señora del Santo Rosario, la Madre de Fátima.

Pequeñitos, oren mucho; nunca es suficiente, siempre se debe orar más y transformarse aún más en la persona de Jesús cada día.
Mis pequeños apóstoles, los miro y me sonrío porque consuelan Mi Corazón. En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amen.


jueves, 12 de enero de 2017


Llamado de Amor y de Conversión del Casto y Amante Corazón de San José
11 Enero 2017

Hijos de Mi Castísimo Corazón, deseo que mediten en Mis Palabras y las guarden en su corazón, solamente deseo compartir con ustedes lo que viví junto a Jesús y la Madre María y lo que aprendí de sus Sagrados Corazones, y ustedes, como pequeños apóstoles que quieren formarse, deben también aprender a enamorarse de verdad de estos Dos Corazones.

Pequeños, invoquen al Espíritu de Dios sobre sus vidas, invoquenlo de corazón, en espíritu y en verdad, que el Espíritu de Dios revele a sus corazones lo que está en los corazones y no agrada a Jesús, que con la Luz de su  Espíritu Santo conozcan lo que está en sus corazones y debe ser purificado, para que sirvan a Jesús y a la Madre María con pureza de corazón. No desaprovechen las gracias de los sufrimientos, que les causan los demás y el mundo, aprovechen las pequeñas crucifixiones, para que sean purificados.

Queridos hijos, entréguense como ofrendas al Señor; el Espíritu Santo actúo en Mi Vida revelándome lo que no debía hacer y lo que sí debía hacer, por eso, es que, Me turbé y sufrí, pero acepté y asumí lo que Dios tenía para Mí y era cuidar Su más grande Tesoro: Jesús y María.  ¡Sean dóciles! ¡Escúchennos con el corazón! ¡Vivan Mis Palabras!

Les doy Mi Bendición, como el Patriarca de la Sagrada Familia. ¡Sean hijos de Fátima! Cumplan con la fuerza del Espíritu Santo la promesa: El Inmaculado Corazón de María triunfará; sean partícipes de este triunfo y, así, como triunfó en Mi Vida triunfe en la de ustedes. En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.



miércoles, 11 de enero de 2017


Llamado de Amor y de Conversión del Santo Ángel de la Paz
10 Enero 2017

Queridos hermanos y hermanas, como el Ángel del Don de la Paz, por intención de la Reina del Cielo, la Señora y Madre de Fátima, deseo invitarles a que vivan el Don de la Paz, a que pidan el Don de la Paz.

Mis queridos hermanos y hermanas, y cuando el Espíritu Santo concede el Don de la Paz, dependiendo, también, de vuestra fe, entrega, y perseverancia en la oración, tendrán sabiduría para sobrellevar con Paz y paciencia los sufrimientos de la vida humana.

Queridos hermanos y hermanas, como apóstoles de los Sagrados Corazones de Jesús y de María, ofrezcan sus vidas, dolores y sufrimientos, así como las alegrías y consuelos del Cielo a sus corazones, como una ofrenda de amor, como una ofrenda eucarística; ofrézcanse en sacrificio, en reparación, sin reprochar, sin negarse, sin poner obstáculos; ofrézcanse como una ofrenda que consuele a vuestro Padre, en Paz, en confianza, en total abandono.

Vean a Jesús, presente en la Santa Eucaristía, que se ofrece sin reprochar, sin negar; se ofrece en el Pan, para que todos coman de Él, para que todos se acerquen a Él; y Jesús en el Altar se ofrece en Paz por los hombres. Así, sus pequeños apóstoles, hijos de María, ofrézcanse y vivan su vida de consagración de Jesús y de María en Paz.

Oren en Paz. Reparen en Paz. Vivan en silencio y en Paz. ¡Jesús sea adorado en todos los Tabernáculos del mundo! En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.



martes, 10 de enero de 2017


Llamado de Amor y de Conversión del Corazón Doloroso e Inmaculado de María
9 Enero 2017

Nuestra Santísima Madre está toda vestida de blanco, tiene en sus pechos Tres Rosas; la Madre dice: 

Queridos hijos, Soy la Rosa del Amor Perfecto, y, con el símbolo de estas Rosas, traigo la Fragancia del Dios Amor hacia ustedes, Mis pequeños apóstoles. Y deseo con Mi Corazón que abran sus corazones, abandonándolo todo, desvaciándose por completo, para que se llenen del Espíritu del Amor de Dios.

Queridos hijos, y cuando el Espíritu del Amor de Dios esté en sus corazones, serán capaces de perdonar de verdad, de amar de verdad, pero también de vivir en la Verdad, serán capaces de discernir y glorificar a Jesús; porque con sus vidas, como pequeñitas rosas, expandirán la Fragancia del Amor de Jesús en el mundo; serán luz, serán fragancias, signos que acompañan a Mis hijos, a Mis apóstoles, en la propagación y anuncio de Mis Palabras Maternas y del Evangelio de Mi Hijo.

Pequeños, como pequeñas rosas que adornan Mi Corazón, permitanme presentarlos a la Santísima Trinidad, solamente abran su corazón al Amor: ¡Jesús les ama! En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.



domingo, 8 de enero de 2017


Llamado de Amor y conversión del Corazón Doloroso e Inmaculado de María
7 de enero de 2017

Queridos hijos, deseo renovar lo que dije en Fátima, la Santísima Trinidad quiere establecer en todo el mundo la devoción a Mi Corazón Doloroso e Inmaculado por medio de la práctica reparadora de la devoción de los primeros sábados, de la confesión y de la santa comunión, acompañados ahora del ayuno y de una obra de caridad y de misericordia corporal o espiritual, para que sus corazones, no sólo reparen Mi Corazón, sino que también consuelen el corazón de los hermanos que sufren.

Queridos hijos, los primeros sábados abren al mundo torrentes de gracias, y es esta devoción a Mi Corazón Doloroso e Inmaculado que pido sea renovada en todos los corazones, porque esta devoción ha obtenido de la Santísima Trinidad, misericordia y tiempos de paz para los pueblos.

Oren también, oren mucho por los cristianos perseguidos, oren mucho por todo el Ejército Mariano, oren Mis pequeños apóstoles unos por otros. Manténgase unidos en la oración para que, juntos a Mi Corazón Inmaculado, ganemos esta batalla para establecer el Reinado de Jesucristo en todos los corazones por medio del Triunfo de Mi Corazón Doloroso e Inmaculado, Corredentor y Triunfante.

Pequeños, oren con el corazón para que vivan Mis Mensajes y la Palabra de Mi Hijo.

Les bendigo. Lean la Palabra del Señor en Gálatas 4. En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén 



Llamado de Amor y de Conversión del Sagrado Corazón de Jesús
6 Enero 2017
                                                                                                                              
Queridos hijos de Mi Sagrado Corazón, deseo que sus corazones contemplen el misterio de Mi Epifanía con la Adoración de los Sabios.

Pequeños, deseo que sus corazones, también, adoren Mi Corazón, quiero que Me reconozcan como el Hijo de Dios, y den con sus vidas una profesión de fe, clara y firme, de que creen en Mí.

Pequeños, que los corazones del mundo se vuelvan hacia Mi Corazón, que los corazones de Mi Pequeño Rebaño Fiel consuelen Mi Pequeño Corazón, porque aún hay muchas almas que Me rechazan, la mayoría de los hombres Me rechazan. Por eso, pequeños, quiero que sus corazones sean corazones reparadores que adoren en espíritu y en verdad, que contemplen en oración Mi Corazón.
Quiero, pequeños, que sean contemplativos y adoradores, pero adórenme en el Seno y en el Corazón de Mi Madre. Oren para que el mundo entero sea consagrado a Nuestros Sagrados Corazones y Mi Madre sea reconocida como Corredentora. Estas dos acciones, tan importantes, salvarán al mundo entero.


Pequeños, oren, oren mucho, y en sus oraciones recuerden, también, Mis Pedidos; no se olviden de orar por Nuestras Intenciones. Les doy Mi Bendición: En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.


jueves, 5 de enero de 2017


Llamado de Amor y de Conversión del Casto y Amante Corazón de San José
4 Enero 2017

Queridos hijos de Mi Castísimo Corazón, recorran junto a la Sagrada Familia el camino al desierto. El desierto representa el despojamiento, el abandono total en Dios, caminar solamente en la fe. Caminar al desierto es caminar a donde está la Mujer Vestida del Sol. Y entrar en este desierto es refugiarse de los Herodes, del pecado, de la riqueza material, para que estando con Nosotros, en este desierto espiritual, los corazones se transformen en corazones orantes, corazones contemplativos, corazones adoradores en espíritu y en verdad.

En el silencio del desierto escuchar a Dios, estar vacíos del mundo, para llenarse del Espíritu Santo. En este desierto de silencio, de soledad completa, abandonado sólo en Dios, hagan oraciones de reparación, oraciones de perdón, pidiendo perdón al Padre por los pecados del mundo. En Fátima, el Santo Ángel de la Paz les dio a tres pastorcitos, y por medio de ellos a toda la humanidad, oraciones de reparación; hagan con el corazón las oraciones de Fátima.


Pequeños, en el desierto purifiquense y crezcan en la vida espiritual; sean contemplativos y adoradores. Les doy Mi Bendición Patriarcal: En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.


miércoles, 4 de enero de 2017


Llamado de Amor y Conversión del Corazón Doloroso e Inmaculado de María
3 de Enero de 2016

Festividad del Santísimo Nombre de Jesús


Escribe, hijito mío, las Palabras de Mi Corazón Doloroso e Inmaculado. Este Corazón Materno de creatura que ama porque se ha entregado completamente a la escucha de la Palabra de Dios y a Su santo servicio, no sólo desde el momento de la Encarnación que fue el momento inicial de Mi Misión Corredentora, sino que desde antes y muy pequeña, me entregué al servicio de Nuestro Abbá Dios.

Mi pequeño, sólo los corazones que estén abiertos y dispuestos al servicio del Padre podrán gozar de Su Amor y Presencia; pues estos corazones que con gozo y arrepentimiento lo reciben, han dado su voluntad a Dios y obedecen con alegría Su Palabra y gozan de Su Reinado en sus corazones y vidas. Estos corazones, que sí deseo que sean también todos los hombres, han entendido el Misterio del Dulce y Santo Nombre de Jesús: Dios que salva. Cuando el corazón del hombre entroniza el Santo Nombre, y se goza en Él, y vive en Él, ha descubierto que Dios Hijo, Jesús, lo ha salvado.

Pequeño, Mi Casto Esposo San José y Yo, fuimos los primeros Corazones que, con la fuerza del Espíritu Santo, hemos entronizado este Nombre Poderoso, viviendo de Él y reflejándolo sólo a Él. Poderoso Nombre que salva al Pueblo escogido, es decir, a la Iglesia. Por eso deseo que las almas, que viven y aceptan Mis Mensajes y son consagrados a Mi Corazón, entronicen y glorifiquen este Santo y Dulce Nombre.


Pequeño, en Fátima he querido glorificar este Glorioso Nombre en toda la tierra, por eso las almas fieles mediten en Mi Mensaje, vívanlo. Y como quise dar a conocer a Mi Hijo en Fátima, lo doy a conocer a mis pequeños apóstoles; Jesús es el dulce y Santo Nombre de Fátima. En el Nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.


martes, 3 de enero de 2017


Llamado de Amor y de Conversión del Corazón Doloroso e Inmaculado de María
2 Enero 2017

Queridos hijos, quiero que sus corazones sean receptores de la Palabra y de la Presencia de Mi Hijo Jesús, porque, así, como la Santísima Trinidad dispuso que Yo diera a Jesús a la humanidad, ahora Nuestros Sagrados Corazones disponen que las almas a Nosotros consagradas den a Jesús al mundo, lleven la Presencia y la Luz de Jesús con sus acciones y testimonio, y con sus oraciones pidan por la paz del mundo entero, por la Iglesia que está siendo muy perseguida, para que el mundo entero sea entregado de verdad a Nuestros Dos Corazones.

Mis queridos hijos, oren, también, por Nuestras Intenciones. Les pido, queridos hijos, tengan paz, para que la paz se refleje a los demás, y sean testimonio de la Luz que ha venido al mundo. Las Almas de Mi Ejército Mariano no deben vivir en las Tinieblas, porque la Luz se les ha sido dada: A Mi Hijo ¡Lleven esta Luz que brilla a todos!
Oren, oren, oren mucho, para que sus corazones reciban esta Luz: A Mi Hijo que se ha hecho Hombre.


Pequeños, vean la Luz, tómenla, y llévenla al mundo. Yo estoy con ustedes y les doy Mi Bendición: En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén. 


lunes, 2 de enero de 2017


Llamado de Amor y Conversión del Corazón Doloroso e Inmaculado de María
2 de Enero de 2017

Madre Celestial: Bendito seas, hijo mío.

El instrumento: Madre, sólo quiero servirte y ser un instrumento útil del Corazón Inmaculado; trabajar para Tu Gloria.

Madre Celestial: Pequeño mío, todas las almas que son dóciles, que se hacen pequeñas y obedecen desde el Amor Santo, y se consagran al Corazón de Mi Jesús y a Mi Doloroso e Inmaculado Corazón, son instrumentos útiles para el Señor. Trabajar para la Gloria de Mi Doloroso e Inmaculado Corazón es trabajar para la Gloria de la Santísima Trinidad.
Deseo que Mis hijos profundicen en el misterio de Mi Maternidad humana y divina; soy Madre del Hombre-Dios, soy Madre de los hombres. El hombre fue creado a imagen y semejanza de Dios y todo fue creado para Mi Hijo, y en Él. Así la Santísima Trinidad me escogió para ser Madre del Hijo Dios que se hizo Hombre a través de Mi “Fiat”, y se hizo Hombre para rescatar a los hombres. Y así, como Él vino a través de Mí al mundo, el mundo debe ir a través de Mi a Jesús, a través de Mi Mediación como Madre. En Belén les di a Dios y Dios me dio a ustedes, porque también Mi Maternidad debía extenderse a todos para que la misión del Redentor se extendiera a toda la humanidad. Mi Maternidad extendió Su Redención, y es por eso que en la Cruz, para que se cumpliera todo el designio salvador, dijo: He ahí a a Tu Madre. Y Jesús, al hacerse Hombre en Mi Purísimo Vientre, dignificó a todo el género humano. Mi Maternidad me ha llevado a manifestarme a Mis hijos, como en Fátima.

Te doy Mi Bendición. En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.


domingo, 1 de enero de 2017


Llamado de Amor y Conversión del Sagrado Corazón del Niño Jesús
30 de Diciembre de 2016

Queridas almas, hijas de Mi Padre, les invito nuevamente a que abran sus corazones. No importa si están heridos, enfermos, abandonados por la Gracia Divina, recuerden que Mi Madre Corredentora, de una cueva abandonada, pobre y desordenada, hizo la mejor cuna para Dios, y desde esa cueva, ignorada y desconocida, brillo la Luz para el mundo entero. Así Yo deseo transformar sus corazones enviando a Mi Madre y al Espíritu Santo para que actúen en ustedes, y a través de ustedes deseo que sus corazones sean como un espejo que refleje Mi Corazón a los demás.

Pequeños, es necesario vivir los mensajes porque los mensajes son la explicitación o la actualización de la Palabra de Dios, y mis mensajes solo desean recordar y renovar en Mi Resto Fiel la verdad del Evangelio.

Pequeños, reciban al Verbo Encarnado, imítenlo, llévenlo a los demás, para que haya Paz, verdadera Paz, en sus corazones y en toda la humanidad.

Oren, oren de verdad, para que sean instrumentos de Paz y del Amor que provienen de Mi Padre y del Espíritu Santo.

Yo les bendigo. En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.


jueves, 29 de diciembre de 2016


Llamado de Amor y Conversión del Casto y Amante Corazón de San José
28 de diciembre de 2016

Comentario del instrumento: El Papa San José venía con un vestido blanco y capa dorada. El báculo con lirios en la parte de arriba y rodeados por bastantes angelitos que parecían bebés. San José dijo:


Queridos hijos, deseo que mediten en el pasaje evangélico de la matanza de los niños en Belén; el odio y el desprecio hacia el Salvador llevó a los hombres a ese extremo, hasta este punto los hombres son capaces de llegar cuando no quieren recibir la Buena Nueva del Evangelio, y el pecado de un hombre contamina también a los demás, es por esto la degradación espiritual y moral del mundo actual. Las hijas de Belén lloraban la pérdida de sus criaturas porque amaban de verdad a sus hijos, incluso algunas también padecieron por defender el fruto de sus entrañas. Ahora la mujer permite que profanen el santuario de la vida, su vientre, y asesinan a las criaturas indefensas e inocentes.

Satanás ataca a una de las criaturas más queridas por Dios, la mujer; y es a través de la mujer que Satanás ahora quiere destruir la imagen del Hijo del hombre en cada niño abortado. Por eso, ahora, las mujeres devotas y piadosas de este Resto Fiel deben levantarse en la esperanza, caminar en la alegría, predicar el Evangelio con su vida. En las mujeres de este santo Resto Fiel, el Padre tiene puestas sus esperanzas. En el principio el hombre condenó a la mujer, en la plenitud de los tiempos, la Mujer, María, concibió al hombre, Emmanuel, y en este tiempo la mujer debe ser luz.

Oren, oren para que todos, hombres y mujeres, tomen conciencia de ser hijos de Dios.
Yo les amo y les bendigo. En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén




Llamado de Amor y Conversión del Sagrado Corazón de Jesús
27 de diciembre de 2016

Niño Jesús: Tu Niño Jesús que tanto te ama, está contigo, vivo dentro de tu pequeño corazón. Tu corazón es muy receptivo, sensible y dócil, y el don de la fe que se te ha dado es incalculable. Por eso un corazón como el tuyo, pequeño Elías de Garabandal, es un corazón que se abandona en la fe, se entrega sin reproches ni orgullos a la Santísima Trinidad. Gracias pequeño, por la apertura de tu corazón a Mi Sagrado Corazón.

El instrumento: Yo no soy nada, soy un siervo, esclavo, y obedezco a la Palabra. Es el Espíritu quien obra según tus designios.

Niño Jesús: Sí, pequeño, Mi Espíritu obra según Mi Divino Querer. Un Divino Querer que se excede en el Amor, pues deseo que los hombres realmente se dejaran tocar por Mi Inmenso Amor. Quien se encuentra con Mi Amor, ama, renace, resucita y cambia íntegramente toda su vida.
En Belén cuando los Mensajeros del Cielo anunciaron a los pastores Mi Nacimiento, y al revelarles el signo de Mis Pañales y de Mi Madre, que serían las pruebas físicas de lo que se les había revelado, en ese instante en que los pastores llegaron al portal, me reconocieron y me adoraron en el corazón. En ese mismo instante, de una forma oculta y misteriosa según la Divina Sabiduría lo disponía, presenté a Mi Madre como Madre de todos los que en Mí creyeran. Y esta predestinación de Mi Mamá en Belén, la confirmé en Mi Sacrificio de Cruz cuando recibió de Mi Corazón y de Mi Palabra la autoridad de la Divina Maternidad. Así que Mi Madre en Mi Nacimiento fue predestinada como “Corredentora Mater” y en la Cruz fue confirmada y sellada, y hasta consagrada, como la “Corredentora Mater”; la Madre del Pueblo que adora, cree y acepta al Verbo de Dios, la Iglesia. En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén. Ave María Purísima sin pecado concebida.




Llamado de Amor y de Conversión del Corazón Doloroso e Inmaculado de María
26 Diciembre 2016

Queridos hijos, les invito a abrir sus corazones y reciban al Niño de Belén que tengo en Mis Brazos, para que los pastores, que son ahora las almas pequeñas del Resto Fiel, y los magos, que son ahora el signo de las almas consagradas del Resto Fiel, adoren a Mi Hijo Jesús. ¡Abran sus corazones para que puedan recibir al Niño y puedan vivir según el Espíritu del Verbo Encarnado!

Es necesario, queridos hijos, que renueven sus corazones a través de la oración y vivan con amor Mis Mensajes, porque a través de estos Llamados de Amor y de Conversión Yo deseo transformar a Mis pequeños en la Imagen de Jesús. Pero veo que en los corazones hay poca apertura, porque se antepone siempre su humanidad, y no son humildes para aprender a decir 'no' a sus voluntades humanas y vivir la Voluntad del Amor Divino.

Hijitos, en este tiempo, quiero transformarlos en Jesús: Jesús que ama a todos; ora por todos; acepta a todos; Jesús que a todos los mira con amor. Y si en sus corazones no nace el Amor no podrán vivir Mi Mensaje ni asemejarse a Jesús. Obedezcan Mis Palabras y acepten al Amor para que puedan vivir en Paz; la Paz que viene a la tierra a todos los hombres que viven la Divina Voluntad.

Yo les amo y les bendigo, y quiero triunfar, primeramente, en ustedes para después triunfar en el mundo entero. ¡Acéptenme que estoy con ustedes! Les doy la bendición: En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.



lunes, 26 de diciembre de 2016


Llamado de Amor y de Conversión del Sagrado Corazón del Niño Jesús
25 Diciembre 2016

El instrumento: Adoro Tu Corazón de Niño Jesús, que has bajado del Cielo, que has dejado la Gloria de la Santísima Trinidad gloriosa y reinante para traer esa Presencia Trinitaria a la tierra. Te adoro y te doy gracias por hacerte pequeño, frágil creatura, creatura y creador, hombre y Dios. Gracias, Niño Divino, Infante Redentor, por demostrarme Tu Amor haciéndote también uno como yo, igual a los hombres, menos en el pecado. Querida Mama, gracias por Tu “Sí” que nos ha dado la salvación.

Niño Jesús: Manuelito, adórame pero no me adores solo, adórame viéndome en el Regazo de Mi Mamita Inmaculada, que la Mama reciba tu adoración y me la entregue a Mi Pequeño Corazón como una ofrenda de amor.
Hijito, almita, quiero revelarte dos misterios: la Encarnación, primicia del gran Pentecostés, y el Nacimiento en Belén. Mi Madre en Belén se convirtió en la Puerta de la Salvación, por Mi Madre vine al mundo, por Su “hágase” se inició la salvación. Mi Mamá Corredentora en Nazaret y Corredentora en Belén.
Con el anuncio de los ángeles, los pastores acudieron al Pesebre, pero se dio allí una gran gracia a los corazones humildes, reconocieron a Mi Madre y me reconocieron a Mí. Mi Madre triunfó en ellos y Yo, como una gracia de su obediencia y del triunfo de Mi Madre en los pastores, nací en sus corazones. Es así, almita de mi Pequeño Corazón que quiero nacer en los corazones de los hombres, pero es necesario que reconozcan a Mi madre: acepten y conságrense al Doloroso e Inmaculado Corazón de Mi Madre y Yo, Jesús, el Niño del Reino de Mi Abba Padre, naceré en sus corazones.
Escuchen a los nuevos mensajeros de Dios y acepten el mensaje como lo hicieron aquellos pastorcitos.
Te bendigo. En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén. Ave María Purísima, sin pecado concebida.